Mis pensamientos

Hoy no iba a publicar nada, tengo trimestrales y ando fatal de tiempo pero a raíz del atentado de ayer en París sentía que tenía que compartir algo con vosotros.

<< Veo humanos pero no humanidad >>

Quizá la frase más repetida desde ayer noche, la frase que mejor expresa lo que pasó, y no solo ayer, sino el pan de cada día. Realmente no puedo entender, y creo que jamás lograré hacerlo, qué clase de fe ciega obliga a los hombres a matar y mucho menos a gente inocente. En las horas que han pasado he visto miles de fotos en las redes sociales en las que los usuarios daban su apoyo moral a los afectados y de repente he pensado en algo: No podemos tratar de solucionar actos como este con una imagen en Instagram o una frase en Twitter mientras seguimos sin querer sentarnos al lado de un extranjero en el autobús, mientras cambiamos de acera en cuanto les vemos.

Es evidente que los gobiernos tienen que poner de su parte, que los mismos terroristas tienen que entender que matar no es la solución correcta a ninguno de sus problemas o proposiciones, porque como decía Platón, ningún acto malo puede causarnos un bien. Pero nosotros, los que estamos en nuestras casas pensando en lo horroroso que es un atentado de tal envergadura, somos quiénes tenemos que entender que hay que actuar en el día a día. El racismo, ese desprecio a lo desconocido, la poca tolerancia que tenemos unos con otros, esa hostilidad, crea odio en quienes lo reciben, casi siempre sin motivo. Cerramos las fronteras negando la ayuda a los inmigrantes que huyen de las guerras que azotan su territorio. Ese odio genera actos terribles. Nos empujamos mutuamente a odiarnos, a destruir la única sociedad que tenemos.

Nos falta empatía; y sé que no soy perfecta y a veces tengo pensamientos contrarios a estas ideas, pero no quiero tenerlos y tampoco los quiero para vosotros. Solo sentía que debía daros un poco de lo que pienso, no todo son vestidos y moda, también vivo una cruda realidad en el mismo mundo que vosotros.

-Mi más sincero apoyo a París y a Beirut, del que casi nadie ha hablado.

2 thoughts on “Mis pensamientos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *